CARTA 4

Lama Djinpa Tarchin (Borja de Arquer)

DSK, Marzo de 2016

Estimados miembros de la Junta directiva de Dag Shang Kagyu

A la recepción de su carta del 27.2.2016 he de decirles, con toda delicadeza, que me siento estupefacto y naturalmente apenado por el nulo o escaso reconocimiento de mi labor cotidiana a lo largo de estos casi 30 años de vida dedicada por entero a DSK, procurando el entendimiento, comprensión y divulgación de la enseñanza de Buddha para el auténtico beneficio de todos los seres, sin exceptuar a uno solo.

Sin lugar a dudas, he cometido errores que, sumados a los de los demás, han conducido a este, que me parece tan infantil y desafortunado cómo lamentable. Pero no quiero distraerme ni distraerles del camino del despertar para polemizar.

Si en el corazón no hay deseo ni odio, no hay necesidad de `pretender ni demostrar nada”. Me siento libre y en paz, aunque apenado por esta caza de brujas orquestada en DSK.

Ojalá todo esto acabe conmigo y deje en paz a los que me difaman hablando espuriamente en mi nombre o en contra.

Acepto ser silenciado y apartado de todas las actividades de DSK, algo que venía ya sucediendo en función de mi retiro acordado con Bokar Rinpoché, en el que llevo diecieséis años (pese a quién pese), por lo que no asisto prácticamente a ninguna actividad.

Lama, Chenrezig, Luz Infinita, ten misericordia. Que todos los que me difaman se levanten del lecho de samsara y realicen la clara luz del espíritu santo, el dharmakaya de Buddha.

Comulgando con el espíritu de mi inigualable maestro Randjung Kunkiab Kalú Rinpoché, “pueda mi cuerpo, mi sangre y todo aquello de lo que estoy compuesto servir para beneficiar a todos los seres de la forma más apropiada… y durante el tiempo que dure este mundo que no aparezca, ni siquiera un instante, el pensamiento de dañar a otro‟.

Paz para todos. No deseo otra cosa, junto con la prosperidad de DSK para el beneficio de todos los seres.

Comments are closed.