Un solitario feliz

 

 

Directrices para las redes sociales para aquellos que se hacen llamar estudiantes Vajrayana – por Dzongsar Khyentse Rinpoche

El lama puso esto en su cuenta de Facebook, el pasado 30 de Enero. Es un consejo y aviso para todos los que usamos las redes sociales, dado por Dzongar Khyentse Rimpoché.

Si piensas o crees que eres un estudiante del Vajrayana –que esto sea o no verdad es otro asunto-pero mientras pienses que eres un practicante Vajrayana, se vuelve tu responsabilidad proteger esta profunda tradición.

Es importante mantener el secreto en el Vajrayana. El Vajrayana es llamado el “yana del mantra secreto”, porque lo que busca es ser practicado en secreto. No es secreto porque haya algo que ocultar, si no que tiene la intención de proteger al practicante de trampas y caídas que el ego puede llevar a la práctica. En concreto, los practicantes suelen caer de rodillas ante el “materialismo espiritual” donde su práctica se vuelve sólo otra declaración de moda dirigida a adornar sus egos y hacerles sentir importantes, o hacerles sentir parte de una “tribu” urbana “cool”,  en vez de domesticar y transformar sus mentes. Cuando se practica de esta manera, el Vajrayana se vuelve peor que inútil.

Además, las enseñanzas Vajrayana están “escondidas” en el sentido de que su significado no es evidente a alguien que no ha recibido las enseñanzas apropiadas. Ya que alguna de la imaginería y simbolismo puede parecer extraña o incluso violenta al no iniciado, generalmente se recomienda mantenerlo oculto y así no equivocar a los nuevos practicantes, que pueden desarrollar puntos de vista erróneos sobre el camino Budista en general y el camino Vajrayana en particular.

Cuando os comuniquéis en las redes sociales, por favor, tened en mente que no sólo estáis posteando por vuestro placer de lectura personal, sino para todo el mundo completamente abierto de internet, el cual casi con seguridad, no comparte tu diversión con las fotos locas, ni tu peculiar adoración ni fantasías con ciertas personalidades a las que llamas guru.

Dicho esto, aquí hay algunas sugerencias que ofrezco a las personas que se llaman estudiantes Vajrayana sobre como te puedes auto proteger—evitando la vergüenza y protegiendo tu práctica del Dharma a la vez—y también protegiendo la profunda tradición Vajrayana:

  1.  Preserva el secreto del Vajrayana (esto incluye secreto sobre tu guru, tu práctica, imágenes tántricas, iniciaciones que has recibido, enseñanzas a las que has asistido, etc.)
    • No postees imágenes tántricas: si piensas que subiendo provocativas imágenes tántricas (como imágenes de deidades con múltiples brazos, cabezas de animal, aquellas en unión, y divinidades airadas) te hace importante, probablemente no entiendes su significado.
    • No postees mantras y sílabas semilla: si crees que mantras y sílabas semilla se deben postear en Facebook como remedios para levantar el ánimo y de autoayuda, un cambio de imagen o un corte de pelo funcionan mejor.
    • No hables sobre tus iniciaciones: si piensas que las imágenes de tu fin de semana de la iniciación Vajrayana son dignas de ser posteadas al lado de las fotos de tu gato en Facebook, deberías enviar a tu gato a Nepal para que lo entronicen. A menos que hayas recibido el permiso del maestro, no subas ninguna foto, video o grabaciones de audio de iniciaciones Vajrayana, enseñanzas o mantras.
    • No hables acerca de profundas/secretas enseñanzas que has recibido: alguna gente puede encontrar de moda tener palabras como “Dzogchen” y “Mahamudra” en su boca. Si has recibido profundas instrucciones, es bueno seguir esas instrucciones y guardártelas para ti mismo.
  2. Evita caer en las tentaciones del materialismo espiritual y usar el Dharma al servicio de tu ego (no intentes lucirte respecto a tu guru, tu entendimiento, tu práctica, etc. Asimismo, no hables mal de otros practicantes o caminos.)
  • No compartas tus experiencias y lo que se llaman logros: si tu piensas afirmar que lo que lo que tu crees que has realizado es de mérito, debes de haber estado ocupado reforzando tu engaño. Tratar de impresionar a otros con tu práctica no es parte de la práctica. Trata de ser auténtico y humilde. A nadie le importan tus experiencias meditativas, incluso si incluyen visiones de budas, unicornios o arcoíris. Si crees que estás libre de engañarte a ti mismo, sigue, piénsalo de nuevo.
  • No alabes a tu guru, no importa lo grande que pienses que es tu guru. Seguramente te será de más útilidad que guardes tu devoción para ti mismo.
  • No intentes compartir la llamada sabiduría: si crees que recibir enseñanzas profundas te da permiso para proclamarlas, probablemente sólo exhibirás tu ignorancia. Antes de que “compartas” una cita de Buddha o de cualquiera de tus maestros, tómate unos instantes para pensar si ellos realmente han dicho esas palabras y a que clase de audiencia se dirigían.
  • No confundas ideas Budistas con ideas no-Budistas: no importa lo inspirado que  puedas estar por arcoíris y orbs, y cuánto de convencido estés sobre el final del mundo, trata de no mezclar tus propias fantasías/idiosincrasias con Budismo.
  • Sé respetuoso con los demás: sin Theravada y Mahayana como base, no habría Vajrayana. Sería completamente idiota que los practicantes Vajrayana miraran por encima del hombro o mostraran distanciamiento hacia el Theravada y Mahayana. Si piensas que menospreciando a otros budistas mejorará el Budismo, haz un servicio al Budismo, y en en vez de eso, ocúpate de tu ego y tu parcialidad.
  • No crees desarmonía: intenta ser uno de los que lleva armonía en la comunidad de la sangha con tu charla virtual, en vez de problemas y discusiones.
  • Siempre sé consciente de tu motivación: por favor no intentes mostrar comportamientos de “loca sabiduría” on line, simplemente inspira a otros para que tengan buen corazón. Si crees que estás subiendo algo que está fuera de la compasión, trata de asegurarte de que no estás dañando. Siempre que no puedes dejar ir las ganas de postear algo, asegúrate de que ayuda a quien lo lea y al Dharma.

Salida de los retirantes

El pasado sábado día 26 de enero acudí a DSK para sumarme a la acogida de los nuevos lamas a su salida del primer retiro tradicional de 3 años, 3 meses y 3 días, del linaje Shangpa-Kagyu realizado en España.

En la recepción en el templo Yangtsi Kalu Rimpoché les dió la bienvenida, y se dirigió siempre a ellos como “lamas”, “mis lamas”, o “nuevos lamas”, al igual que cuando se refirió a los otros practicantes que han terminado su retiro en su monasterio en India, hace pocas semanas. Cuántos de ellos terminarán ejerciciendo de lama o no lo dirá el tiempo, pero está claro que la semilla está plantada, y que dará sus frutos.

Entre tanto ruido y confusión en el mundo, ver como un grupo de veinte hombres y mujeres han estado en retiro espiritual durante todo ese tiempo, dedicados a cultivar la virtud y la sabiduría, en el camino de la budeidad, para la felicidad de todos los seres, es algo que debe sobrecogernos.

Creo que todos los que estuvimos con ellos el sábado, en el templo de DSK, familiares y amigos, éramos conscientes de que ser testigos de algo único: ¡qué pocas reuniones tan extraordinarias y excelentes como ésta hay en el mundo!

Entre los retirantes había un grupo que son compañeros nuestros directos, de la sangha de lama Djinpa. Ello debe alegranos más si cabe, y dar más relevancia aún a la labor de nuestro querido lama.

Mientras los medios de comunicación prestan su atención a las reuniones ordinarias, de gentes nada excepcionales, en Davos, o en otros foros nacionales o internancionales, preocupados por su beneficio, sus intereses, sus egoismos privados o colectivos.

Elevo mis oraciones para que estos nuevos lamas se conviertan pronto en maestros verdaderos, continuadores de un linaje espiritual sin mácula, y contribuyan a la propagación del Dharma en las diez direcciones.

¡OM MANI PADME HUM!

He puesto un vídeo de lo que grabé ese día aquí. Ocupa 1.1 GB; así que recomiendo que mejor lo descargueis (pulsando con el botón de la derecha en el nombre del fichero), en vez de intentar verlo directamente.

Aclaración sobre el mantra de Tara

Nuestro amigo Juna Angel ha incluido en Facebook este comentario, que al ser público reproduzco aquí:
Buenos días: para quién pueda interesar, tras consultarlo con los lamas de DSK, en nuestro linaje no hay más que un mantra de Tara Verde que es:
Om Tare TutTare Ture SoHa

En el caso de Tara blanca, se alarga el mantra:
Om Tare TutTare Ture Mama Ayu Puñe Djñana PukTrim Kuru SoHa

Por otra parte, también están los mantras de los otros veinte aspectos de Tara.

Nuevo libro ya disponible

Khenpo Tsültrim Gyamtso Rinpoché, maestro Kagyüpa, expone con precisión, concisión y claridad, progresivamente, desde el budismo Hinayana hasta las diferentes escuelas Mahayana, las diferentes formas de estudiar la vacuidad.
Cada escuela tiene terminología propia para la descripción de la meditación en la vacuidad; por otro lado, la comprensión de la posición de una escuela al respecto puede ser una ayuda para profundizar, de la mano de otra escuela, en la experiencia de la vacuidad.
Es difícil desentrañar las diferencias principales y sutiles entre todas las escuelas, para saber claramente cuál ha de ser la progresión en el estudio y la práctica para llegar a la experiencia directa de la vacuidad. Khenpo Rinpoché aclara los términos y facilita el discernimiento.
Esta es la traducción y versión revisada y ampliada de Lama Djinpa, antiguo discípulo siempre próximo a Rinpoché, quien le dio el nombre de refugio de Karma Tsültrim Tenzin.

Se puede adquirir “on-line” en Ediciones Chabsel.
Además ahora hay una promoción por la que si se adquieren dos libros cualesquiera te regalan un breve glosario de términos tibetanos.